fbpx

Archives for febrero 2016

Análisis del caso Funnydent

funnydent

Miles de pacientes y trabajadores de las 9 clínicas que Funnydent tenía abiertas en España se han visto afectados por el cierre repentino de las clínicas odontológicas, dos de ellas situadas en Sabadell y Mataró,

Vamos a analizar paso a paso las irregularidades que rodean este caso:

 

 

 1. No tenían las autorizaciones necesarias para la apertura

Para la apertura de una clínica odontológica es necesaria la obtención de la autorización de instalación y funcionamiento expedida por el Ayuntamiento correspondiente. La problemática que plantea la ley es que cualquier persona ajena a la profesión sanitaria puede abrir una consulta médica con el único requisito de que un médico colegiado figure como responsable sanitario del centro. Ello provoca que los pacientes pasen a ser simplemente clientes. La obtención de la autorización sanitaria expedida por la Conselleria de Salut es un requisito indispensable para todas aquellas clínicas y consultas que traten con la salud de los ciudadanos, junto a la posterior inscripción en el Registro de clínicas dentales de la Generalitat de Catalunya. Así como la necesidad de obtener un informe previo favorable por parte del Colegio Oficial de Odontólogos de Catalunya.

Lo llamativo es que, presuntamente, las clínicas Funnydent no contaban con la autorización de actividad correspondiente y a causa de ello, no estaban inscritas en el Registro de clínicas dentales de la Generalitat de Catalunya. Ya en el 2014 el colegio de odontólogos de Madrid denunció a la cadena odontóloga por publicidad engañosa, concluyendo el expediente en una simple falta leve. A mayor abundamiento, hace 3 meses el Col.legi d’Odontólegs de Catalunya denunció también a la clínica por publicidad engañosa, ya que ofrecía una garantía de 10 años a los pacientes cuando la LGDCU establece que el período de garantía de los productos sanitarios es de sólo 2 años.

¿Quién es el responsable de no sancionar y cerrar las clínicas por no tener las licencias correspondientes?

La ley establece que corresponde a la autoridad sanitaria de la comunidad autónoma la función de inspección y control de las actividades de los centros, servicios y establecimientos sanitarios autorizados en su ámbito territorial y la verificación del cumplimiento de los requisitos establecidos en cada caso para el acceso y el ejercicio de la actividad sanitaria de que se trate, así como el ejercicio de la potestad sancionadora correspondiente. La Conselleria de Salut de la Generalitat debería haber sancionado a la clínica por no tener las licencias oportunas, ¿por qué no actuó?

Otro de los requisitos obligatorios cuando se utilizan datos personales de los pacientes es darse de Alta en la Agencia de protección de Datos de acuerdo con la LOPD. De igual forma, se deberá tener un control del material esterilizado y un protocolo de esterilización, donde se especifique el procedimiento y los materiales empleados. Asimismo, las clínicas odontológicas deberán suscribir un contrato con una entidad gestora de residuos tóxicos y peligrosos de acuerdo a la normativa de residuos sanitarios, además de contar con un protocolo de gestión residual.

2. No solicitaron la autorización cierre

Cuando una clínica sanitaria pretende cerrar y finiquitar su actividad es necesario informar previamente a la autoridad competente, en este caso, se debería haber notificado a la Conselleria de Salut ya que es la autoridad encargada de dispensar la autorización oficial de cierre. Si este trámite es omitido, como ha hecho Funnydent, se podrá abrir un expediente sancionador

3.Los presuntos delitos por los que puede estar imputado el dueño de Funnydent

El propietario de las clínicas Funnydent, Sr. Cristóbal López, que figura como administrador único del Grupo Éxito Dental 2000 donde se integran las empresas de las clínicas dentales. Por un lado, Dental Salud 2012, S.L. en Madrid y Catalunya Dental 2014, S.L. en Catalunya, puede ser juzgado por distintos delitos:

  • Delito contra la salud pública.
  • Delito de apropiación indebida, ya que cobraba a los pacientes por adelantado. Se apropiaba de manera lícita en un primer momento del dinero, convirtiéndose en una actividad ilícita al no realizarse el trabajo pagado, incurriendo en un incumplimiento de los contratos con los pacientes.
  • Delito de fraude fiscal.
  • Delitos contra los derechos de los trabajadores, ante el impago de varias mensualidades.
  • Infracción de la Ley de Protección de datos, hay constancia de que el empresario se llevó los ordenadores a su domicilio en los que se encontraban las Historias Clínicas de los pacientes con todos sus datos personales.

El caso Funnydent supone una verdadera estafa donde los afectados son tanto los clientes como los trabajadores. Desgraciadamente, no es un caso aislado, ya ha sucedido en otras ocasiones y puede repetirse.

La situación actual por tanto es complicada, por un lado la libertad de cualquier empresario para abrir cualquier negocio relacionado con la salud, pasando en ocasiones a ser un negocio relacionado con la medicina a un simple negocio lucrativo, vulnerando la esencia de la profesión. Y por otro lado, la necesidad de un mayor control sobre la publicidad sanitaria, junto a un correcto control de la protección de los datos personales para evitar que causen un doble perjuicio a los pacientes.

Suscríbete a nuestra Newsletter

VERSATIL a través de los envíos de comunicaciones digitales pretende mantener a sus clientes informados sobre la actualidad y novedades del sector. Por esta razón en VERSATIL tratamos la información que nos facilitan los interesados con el fin de gestionar de manera telemática el envío de publicaciones a las que previamente se han suscrito.

Los datos personales proporcionados se conservarán mientras exista un interés mutuo para mantener el fin del tratamiento y cuando ya no sea necesariopara tal fin, se suprimirán con medidas de seguridad adecuadas para garantizar la seudonimización de los datos o la destrucción total de los mismos.

Tratamos los datos para evitar las publicaciones si media su consentimiento de forma expresa y previa al tratamiento de datos, o bien por relación contractual con el cliente o bien por medio de fuente de acceso público. Para ello resulta fundamental que marque las casillas de autorización para que podamos remitirle las publicaciones a través de correo electrónico.

Sus datos no se van a ceder a terceras entidades, salvo obligación legal. Tampoco se van a realizar transferencias internacionales de datos.

  • Derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento
  • Derecho de acceso, rectificación y supresión de sus datos y a la limitación u oposición a su tratamiento.
  • Derecho a la portabilidad de datos
  • Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control (agpd.es) si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente.