fbpx

Archives for diciembre 2017

¿Cómo hay que tributar por una donación?

¿Qué es el impuesto sobre sucesiones y donaciones?

El impuesto sobre donaciones grava las adquisiciones por parte de personas físicas derivadas de cualquier negocio jurídico realizado a título gratuito. Los sujetos pasivos del impuesto, es decir, los obligados al pago son los donatarios o las personas que han sido favorecidas por la operación.

Este impuesto se regula a nivel estatal en la Ley 29/1987, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD), desarrollado por el Real Decreto 1629/1991, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. No obstante, se trata de un impuesto cedido a las Comunidades Autónomas, y como consecuencia de ello encontramos una gran diferencia entre comunidades autónomas referente a los elementos cuantitativos como son las bonificaciones o la escala de gravamen, que en algunos territorios del estado llevan a la casi inexistencia de la base liquidable. La regulación catalana se encuentra en la Ley 19/2010 de regulación del impuesto sobre sucesiones y donaciones.

Hay que tener en cuenta que el ISD solo grava las adquisiciones realizadas por personas físicas, dado que si se trata de personas jurídicas (sociedades, fundaciones, etc.) se tributará por el Impuesto de Sociedades (IS).

Otro aspecto a tener en cuenta es que junto con la donación, también quedan grabadas otras operaciones, como por ejemplo:

-La condonación de deudas realizada con ánimo de liberalidad.

-La renuncia a derechos a favor de una persona determinada.

-La asunción de deudas con liberación del anterior deudor.

-El desistimiento en juicio o arbitraje a favor de la otra parte realizado con ánimo de liberalidad.

-La prestación económica derivada de contratos de seguro sobre la vida, cuando la persona beneficiaria no es la persona contratante.

 

¿Cómo calcular la deuda tributaria?

En primer lugar hay que tener en cuenta que el Artículo 2 de la Ley 19/2010 establece una clasificación de los donatarios en función del grado de parentesco:

Grupo I: adquisiciones por descendientes menores de 21 años, cónyuges y ascendientes.

Grupo II: adquisiciones por descendientes mayores de 21 años, cónyuges y ascendientes.

-Grupo III: adquisiciones por colaterales de segundo y tercer grado y por ascendientes y descendientes por afinidad.

Grupo IV: adquisiciones por colaterales de cuarto grado o grados más distantes y extraños.

El Artículo 57 de la ley citada anteriormente establece las tarifas aplicables a la base liquidable, una vez realizadas las reducciones contenidas en el Título II de la ley, en función del grupo:

La tarifa de los grupos I y II siempre que la donación se formalice en escritura pública es la siguiente:

-Hasta 200.000€: tipo del 5%

-De 200.000€ a 600.000: tipo del 7%

-Más de 600.000€: tipo del 9%

Cabe destacar que aunque la escritura pública no sea un requisito de validez de la donación, es necesario que se otorgue en un plazo de un mes desde la fecha de entrega del bien para poder aplicar la tarifa anterior.

La tarifa de los grupos I y II es la siguiente:

-Hasta 50.000€: tipo del 7%

-De 50.000€ a 150.000€: tipo del 11%

-De 150.000€ a 400.000€: tipo del 17%

-De 400.000€ a 800.000€: tipo del 24%

-Más de 800.000€: tipo del 32%

En el ámbito temporal, a efectos del cálculo del tipo impositivo hay que tener en cuenta que las donaciones del mismo donante al mismo donatario se acumulan durante un plazo de 3 años.

En algunos casos se puede obtener importantes ventajas fiscales en la cuota tributaria si se consulta con un abogado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente fotografía: Shutterstock/Syda Productions

 

 

 

HORARIO DE NAVIDAD

Los días 27 y 28 de diciembre el despacho estará abierto en horario habitual de 9:00 a 14:00 y de 15:00 a 18:30, y el viernes 29 de 9:00 a 15:00.

Del 2 al 5 de enero el despacho estará abierto por las mañanas, de 9:00 a 14:00.

No obstante, para consultas de carácter urgente o emergencias puede enviarnos un email a info@vergesabogados.com.

 

Aprovechamos para desearos unas felices fiestas y próspero año nuevo.

 

 

 

 

¿Negarse a atender a un enfermo en los alrededores del hospital se considera omisión al deber de socorro?

Un hombre se halla en su domicilio cuando empieza a encontrarse mal, por lo que él y su pareja (que se encontraba en avanzado estado de gestación) se dirigen al hospital más cercano para ser atendido. Durante el trayecto, el hombre pierde el conocimiento. La mujer alarmada sale del coche pidiendo auxilio, al cabo de unos minutos la Guardia Civil se persona y acude al Hospital más cercano requiriendo servicios médicos urgentes. El médico al cargo de las urgencias se niega a salir del hospital alegando no poder abandonar el recinto hospitalario. Finalmente, el enfermo fallece a consecuencia de una parada cardíaca a pesar de la posterior llegada de una UVI móvil.

¿Se puede hablar de colisión de deberes entre la obligación del personal sanitario de permanecer en el centro hospitalario y el deber de socorrer a una persona en estado grave, desamparada y en peligro manifiesto?

La respuesta por parte de nuestros Tribunales es categórica, no existe confrontación de deberes en el caso de autos. El deber del médico era claro: atender al enfermo estuviera donde estuviera.

Argumenta la Sentencia del Tribunal Supremo Sala 2ª de lo Penal en la Sentencia de 22 de octubre de 2015   que “La única justificación que podría alegar, derivada de la no exigibilidad de otra conducta, sería la de encontrarse en el momento de ser requeridos sus servicios, realizando un acto médico cuyo abandono pudiera, a su vez, suponer un riesgo para el paciente que estaba atendiendo” argumento pronunciado en un supuesto de hecho similar por el Tribunal Supremo en la Sentencia 56/2008 de 28 de enero.

En el caso de autos, considera el Tribunal que se trata rotundamente de una denegación de auxilio al negarse a asistir externamente a una persona en situación de grave riesgo para su salud. Condenando al médico como autor de un delito de omisión del deber de socorro, así como responsable civil por pérdida de oportunidad y daños morales a la pareja e hija del fallecido.

 

“Desempeñaré mi arte con conciencia y dignidad. La salud y la vida de mi enfermo será la primera de mis preocupaciones”.

Extracto del Juramento Hipocrático, versión moderna redactada en la Declaración de Ginebra (1945)

 

 

 

 

Fuente fotografía: KPMG

Suscríbete a nuestra Newsletter

VERSATIL a través de los envíos de comunicaciones digitales pretende mantener a sus clientes informados sobre la actualidad y novedades del sector. Por esta razón en VERSATIL tratamos la información que nos facilitan los interesados con el fin de gestionar de manera telemática el envío de publicaciones a las que previamente se han suscrito.

Los datos personales proporcionados se conservarán mientras exista un interés mutuo para mantener el fin del tratamiento y cuando ya no sea necesariopara tal fin, se suprimirán con medidas de seguridad adecuadas para garantizar la seudonimización de los datos o la destrucción total de los mismos.

Tratamos los datos para evitar las publicaciones si media su consentimiento de forma expresa y previa al tratamiento de datos, o bien por relación contractual con el cliente o bien por medio de fuente de acceso público. Para ello resulta fundamental que marque las casillas de autorización para que podamos remitirle las publicaciones a través de correo electrónico.

Sus datos no se van a ceder a terceras entidades, salvo obligación legal. Tampoco se van a realizar transferencias internacionales de datos.

  • Derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento
  • Derecho de acceso, rectificación y supresión de sus datos y a la limitación u oposición a su tratamiento.
  • Derecho a la portabilidad de datos
  • Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control (agpd.es) si considera que el tratamiento no se ajusta a la normativa vigente.